Madre Oso Deja a sus Cachorros al Borde de la Tragedia, Sin Embargo, un Héroe lo Cambiará Todo

Diariamente al salir de casa, no siempre apreciamos las abundantes maravillas naturales que nos rodean, sin embargo, hay lugares que si nos hacen enamorarnos una vez más de la naturaleza y recordarnos lo hermoso que es el planeta en el que vivimos. Parte de estos lugares van desde, “La Gran Barrera de Corales” en Australia hasta el imponente “Monte Everest”, ubicado entre Nepal y China. Si de algo estamos seguros, es que estos lugares no serían tan impresionantes sin los animales que ahí habitan.

En la actualidad, vivimos junto a animales domésticos como los perros, gatos e incluso aves. A pesar de lo divertido que es jugar con ellos y consentirlos un poco, no podemos dejar de apreciar a los animales silvestres y su instinto de supervivencia. Tomemos el ejemplo de los castores, estos roedores suelen vivir en corrientes profundas, donde crean sus espectaculares madrigueras, rompiendo troncos y en algunos casos, árboles enteros, con la intención de hacer más resistente su vivienda, éste fenómeno, sólo se puede apreciar en el mundo silvestre, ya que solo ahí, liberan su verdadera naturaleza.

La historia que a continuación les contaremos, ocurre en el país mas frío del mundo, Rusia. Podrán pensar que justamente ahí, existen varios testimonios de impresionantes historias relacionadas con animales silvestres. Sin embargo, lo que a continuación escucharán, es una historia nunca antes vista. Una madre oso tomará una de las decisiones mas difícil del mundo, al abandonar a sus crías en la deriva, dejándolos con un futuro casi asegurado. Todo esto podría haber acabado en una tragedia, de no ser por un inesperado héroe.

Una Historia Desgarradora

A lo largo de esta historia hablaremos y nos centraremos en un tema en específico, el Amor. Entenderás que existen varios tipo del mismo, como por ejemplo, el Amor Madre – Hijo, el cual, es considerado el vínculo más estrecho.

Sin embargo, esta historia nos hará dudar sobre ese concepto, ya que, una madre oso decidió abandonar a sus cachorros en un helado lago, con tal de salvarse a ella misma. Otro personaje llegaría convirtiéndose en héroe y forjando un nuevo amor.

Lago Vygozero

Hablemos un poco del lugar donde acontecen los hechos. En el Noreste de Rusia hay un extenso lago de agua dulce llamado, “Vygozero”. El agua es tan fría, que en algunos casos llega a temperaturas por debajo de los veinte grados centígrados, lo que equivale a cuatro grados bajo cero en la escala Fahrenheit.

No hay que mencionar que el agua es sumamente fría para que el ser humano nade en ésta, (tengan en cuenta ese dato mientras les contamos la historia).

Viviendo al Límite

Es sabido, que tanto para los animales como para los seres humanos, la vida en el mundo silvestres no es tarea fácil, en especial si todavía eres una pequeña criatura. Éste fue justamente el caso de los personajes de nuestra historia.

Tenemos que saber que en algunos casos el optimismo no es suficientes y es que Mamá Oso, estaba muy optimista por cruzar el lago junto a sus dos cachorros, lo cual pudo haber acabado en una total desgracia.

No Pueden Mantener el Ritmo

Así que sin más preámbulos comencemos con la historia… Todo comenzó cuando Mamá Oso decidió lanzarse al lago junto a sus dos crías, inmediatamente después de ingresar al agua, era claro que los pequeños no podrían mantener el ritmo de la madre, ya que no eran lo suficientemente fuertes como pensaban.

Por temor a una desagradable muerte, los pequeños cachorros no vieron otra salida que aferrarse a su madre, lo cual es un acto aceptable, para unas pobres criaturas que ven en su madre un símbolo de protección.

Dejarlos Atrás

Mientras los amantes de la vida silvestre darán testimonio que las Osas Sacrifican sus propias vidas para salvar a sus crías de cualquier peligro, esta madre osa no era así. Al parecer tenía sus propios planes, ya que, al ver que sus hijos no podían mantener el ritmo, los soltó y comenzó a nadar por su propia cuenta.

Es difícil de creer como una madre pueda llegar ha hacer esto, pero recuerden que hablamos de la vida silvestre.

Corriente Fuerte

Pero no lleguemos a sacar conclusiones descabelladas. Puede ser, que la madre realmente si trató de aferrarse a sus crías y la única razón, por la cual se separaron en contra de la voluntad de la madre, fueron las fuertes corrientes del lago.

Una vez separados, la madre no tuvo más remedio que seguir adelante y rezar para que sus hijos se puedan salvar milagrosamente. Entonces Mamá oso, siguió nadando hasta encontrar tierra firme y recuperar fuerzas.

Necesidad de un Milagro

Ahora, pongamos nuestra atención hacia los cachorros que se encuentran dentro de Lago. Mientras su madre se encontraba en el agua, los pequeños le clamaban por ayuda, ¿Imagínense como habrá sido, cuando ésta los abandonó, dejándolos a la deriva?.

Recordemos que el lago se encontraba a bajas temperaturas y ha eso hay que agregar, las poca experiencia de los cachorros a la hora de nadar. Sus fuerzas se iban agotando y necesitaban desesperadamente un milagro.

Colgando de un Hilo

Traten de imaginarse lo que los cachorros habrán pasado en ese tiempo y preguntémonos, ¿Qué pasa por la mente de un oso cuando su vida cuelga de un hilo?.

Seguramente no piensan igual que un ser humano, pero sus sentimientos si son reales y seguramente estaban muy asustados. A pesar de las pocas esperanzas que tenían, las mareas cambiarían, favoreciendo ahora a los pequeños y el rescate estaría más cerca de lo que los osos imaginaban.

La Ayuda va en Camino

Sorprendentemente y por arte de magia, justo cuando los cachorros estaban a punto de ahogarse, apareció un bote.

Si los osos pudieran hablar nuestro idioma, seguramente gritarían, “¡¡¡Ayuda!!!, ¡¡¡Ayuda!!!, ¡¡¡Ayuda”!!!, pero esto no era necesario ya que la tripulación del bote, vio con sus propios ojos los desgarradores acontecimientos, aparte de eso, los cachorros osos nos demostraron lo inteligentes que pueden llegar a ser, ya que al ver el bote decidieron nadar en dirección a esté, viendo una salida a su horrible pesadilla.

Los Agotados Cachorros

Resulta que la tripulación del bote era pescadera, y aunque obviamente al salir del puerto esa mañana habían pensado en atrapar algunos peces, la situación y los planes de todos cambiaron con este nuevo escenario.

Al acercarse a los osos, entendieron las gravedad de la situación, no solo los osos luchaban con todas sus fuerzas para mantener su cabezas fuera del agua, sino que también estaban extremadamente cansados. Los pescadores nunca se imaginaron con encontrarse algo así, pero no podía quedarse sin hacer nada al respecto.

Distancia Segura

Los pescadores decidieron darles una mano a los cachorros, sin embargo había un pequeño problema. Se percataron que la madre osa, se encontraba todavía muy cerca a las criaturas y aunque ésta específica madre había abandonado a sus hijos, ellos temían que ella los atacara por el llamado instinto maternal.

Por eso decidieron esperar un poco hasta que mamá oso estuviese a una distancia aceptable y que la complicada situación sea segura para la tripulación.

No hay Tiempo que Perder

Mientras esperaban que la madre de las criaturas se alejara un poco, los pescadores empezaron a idear un plan de rescate.

Esto conllevo a muchas preguntas como, inclusive si llegan a salvar a las criaturas ¿Que iban a hacer con ellos una vez que subieran a bordo? ó ¿Cómo iban a montarlos al bote sin lastimarlos ni lastimarse ellos mismos?, simplemente hubo muchas preguntas que contestar y no podían darse el lujo de perder tiempo en responderlas.

Fílmalo Todo

Mientras todos esos pensamientos se encontraban en sus cabezas, uno de los pescadores decidió que independientemente de lo que suceda, él debía grabar lo que estaba a punto de ocurrir.

Así que cuando el primer osos se acercó al borde del bote, el fue buscó su teléfono móvil y empezó a filmar todo el rescate. Uno de los osos estaba tan cerca del bote que intentó apoyarse en él y subirse utilizando sus enormes garras.

Un Interesante Plan

Uno de los osos intentó subir al bote, pero este era muy alto para el, ademas que se encontraba extremadamente cansado para intentar mantenerse fuera del agua.

Uno de los pescadores decidió actuar y agarro todo el equipo de pesca que encontró en el bote, pensando que tal vez podía servirle de apoyo a los osos y logren montarse en el bote con mayor facilidad y rapidez. Sin embargo los osos todavía se encontraban muy lejos.

Dientes afilados

Curiosamente no fue el plan de los pescadores lo que terminaría salvando a los pequeños, sino los cachorros mismo se las ingeniaron. Todo el mundo sabe que una de las partes más peligrosas de un oso son su dientes, esto debido a su increíble nitidez.

Al parecer uno de los cachorros lo sabía y decidió usar esta ventaja, comenzó a mordisquear el bote esperando que esto le diera algo de tracción, lo cual increíblemente funcionó.

Un Poco de Ayuda

A pesar de que el cachorro había logrado agarrarse del bote con sus dientes, todavía estaba lejos de montarse en el. El pequeño peleaba con todas su fuerzas para montarse sobre este, sin tener éxito. Fue justamente en ese momento que tanto el oso como el pescador, entendieron que para lograr la misión de rescate tenían que confiar el uno con el otro.

La señal llegaría cuando el osos miró directamente a los ojos al pescador.

Un Plan Aún Mejor

Los pescadores decididos en salvar la vida de los cachorros y tras haber ganado su confianza decidieron hacer algo un poco arriesgado. Uno de los pescaderos, utilizó su red de pesca y le dio al oso apoyo para que este se pueda montar sobre el bote.

Sin embargo, esas redes no están hechas para osos sino para peces, por lo cual los pescadores temían que ésta se rompiera, aun así, decidieron usarla y darle al pequeño oso un soporte más.

Primer Cachorro

Como dijimos anteriormente el cachorro era extremadamente pesado y los pescadores no contaban con equipo de rescate para osos sino con mallas y artículos de pesca. Aparte de eso, los pescadores no habían tomado en cuenta que los osos nunca antes habían estado en una red y se podían haber sentido amenazados.

Es verdad que ellos intentaban salvar a los pequeños osos pero, los animales no piensan de la misma manera que los ser humanos.

La Confianza lo es Todo

Podemos llegar a pensar que al hablar de cachorros, hablamos de unos seres tranquilos, sin embargo, recordemos que hablamos de osos, los cuales son considerados uno de los animales más peligroso del mundo. Por esa razón los pescadores intentaron calmara los osos mientras eran arrastrados al bote.

De esta manera, los osos no los consideran como cazadores furtivos, sino como hombres amables que solo buscan ayudar.

Solo un Poco Mas

Recordemos que un oso adulto puede llegar a pesar hasta 600 Kg y aunque obviamente estos osos no eran adultos, le dieron un poco de trabajo a los pescadores. Sin embargo ellos no se rindieron y empujaron con todas sus fuerzas, el oso se acercaba poco a poco hacia el bote.

Nadie se lo podía creer, estaba ocurriendo lo tan esperado, el cachorro estaba casi allí, un pequeño empujón más y estaría a salvo. Después de un largo y agotador esfuerzo habían logrado subir al primer cachorro.

Subiendo a Bordo

Finalmente habían logrado subir a bordo al primer cachorro, aunque todavía había uno más dentro del agua, ahora los pescadores estaban seguros que era posible hacerlo una vez más.

Recordemos que mientras rescataban al primer cachorro el segundo seguía en el agua sin apoyo, lo que no dice que estaba aún más cansado que su hermano. Armados de corajes una vez más y con más motivación de rescatar al segundo oso, se lanzaron a la segunda y última misión de rescate.

Segundo Cachorro

Esta segunda misión de rescate fue más rápida y sencilla que la primera, ya que los pescadores sabían exactamente qué hacer.

El oso se encontraba un poco alejado del bote por lo cual los pescadores, se acercaron un poco mas a el. Al estar a una distancia aceptable, los pescadores lanzaron la red y atrajeron al segundo oso. Los hermanos osos una vez abordo, decidieron descansar después de la exhaustiva lucha para salvar sus vidas.

Un Verdadero Milagro

Si lees fuera de contexto, entenderás que hablamos de dos cachorros OSOS que se encuentran vagando libremente sobre el bote de pescadores. Aunque algunos pensaran que daría mucho miedo, en el caso de esta historia es motivo de celebración.

Es verdaderamente un increíble milagro al pensar que las pobres criaturas se encontraban a pocos instantes de una triste desaparición, justo en eso aparece la última esperanza de los osos, los pescadores y lograron rescatarlos sin recibir ningún rasguño.

Frío y Tembloroso

Ahora con los cachorros a bordo y a salvo, es más fácil para los pescadores tener una mejor visión de estos animales. Al verlos, observaron que los pobres cachorritos temblaban incontrolablemente y contaban con una absoluta expresión de miedo en sus ojos.

Pongámonos en sus pies por un momento, hace unos instantes se encontraban sumergidos en el helado lago y al cabo de unos minutos, son rescatados por unos seres completamente extraños para ellos, los seres humanos.

La Conclusión de los Pescadores

Al ver el estado de los pobres cachorros, asustados y con muchos frío, los pescadores decidieron colocar a un lado el inmenso cariño que les agarraron a los osos e hicieron lo que el corazón les dijo que era lo correcto.

Ellos entendieron que las criaturas no eran animales domésticos sino silvestres y sabían que debían devolverlo a su hábitat natural. Por eso decidieron acercarse a tierra firme y dejarlos ahí, a una distancia cercana a mamá oso.

En Busca de un Lugar Seguro

Los pescadores empezaron a buscar un lugar seguro y cercano a la madre, en el cual, podía dejar a los cachorros. Ellos sabían que aunque mamá oso los había abandonado unos minutos atrás, seguía siendo madre y el instinto materno aún lo tenía.

Después de uno tiempo buscando, encontraron un lugar en el cual creían haber visto a la madre por última vez. Pero, en ese momento algunas preguntas les vinieron a la mente, ¿estaba ella todavía cerca? ¿Y cómo reaccionaría ella?.

Valentía

Los dos pescadores que se encontraban en el bote al momento de dejar a los cachorros, estaban muy nerviosos. Madre oso no se encontraba en ningún lado y los pescadores no sabían realmente qué podría ocurrir.

Recordemos que para los pescadores, existía un gran temor que la mamá de los pequeños apareciera en cualquier momento y decidiera atacarlos, Sin embargo eso no les impidió hacer lo correcto, llenarse de valentía y colocar sus temores a un lado.

Punto de Encuentro

Los valientes pescadores esperaron un rato ha que apareciera la madre de los pequeños, pero ésta, no se avistaba por ningún lado.

A pesar del afecto, cariño y respeto que les habían agarrado a los osos, los pescadores sabían que era hora de decir adiós y decidieron dejar a los débiles y asustados cachorros en un lugar seguro, el cual debía ser al mismo tiempo, un lugar fácil de encontrar para la madre de éstos.

Hora de Decir Adiós

Una vez ya concluida la despedida, los valientes pescadores sentían una inmensa alegría y se les podría considerar como unos verdaderos héroes. Ellos tenían ahora una increíble historia que contar y lo mejor, es que todo el rescate había sido grabado.

Ahora, las personas no solo escucharán el testimonio de estos dos pescadores, sino que también, podrán ver con sus propios ojos cómo se desarrollaron los hechos. De algo estamos seguros y es que los pescadores habían establecido unos increíbles lazos con los osos, los cuales durarán para siempre.

Volver a Respirar

Tomemos en cuenta por unos instantes, el acto realizado por estos dos pescadores. Es sabido que los osos sin importar cuán pequeños sean, son unos animales feroces y extremadamente fuertes, en especial si se ven amenazados.

Sin embargo, estos dos pecadores vieron simplemente a dos vulnerables criaturas. Armados de coraje y guiados por sus corazones decidieron actuar y hoy en día gracias a su increíble acto de valentía, dos osos pueden respirar aire fresco una vez más.