Su Nuevo Vecino Le Bloqueó La Entrada a Su Casa Con Bloques De Concreto

Su Nuevo Vecino Le Bloqueó La Entrada a Su Casa Con Bloques De Concreto

Algunos tenemos la suerte de tener muy buenos vecinos. De esos que nos riegan las plantas cuando estamos de vacaciones o cuidan a nuestras mascotas si nos ausentamos. Parecería que ellos harían todo lo posible por ayudarnos y facilitarnos la vida. Pero otros vecinos no son así, sino más bien, una pesadilla.

A veces, somos afortunados y casi no nos cruzamos con ellos ni tenemos que lidiar con su maldad. Pero también nos puede pasar que tengamos que convivir con gente muy desconsiderada. Esta es la historia de un hombre que se mandó a construir una casa y le bloqueó la entrada a su nuevo vecino.

El Nuevo Vecino

Hay muchas historias de vecinos que terminan en guerra. Los conflictos pueden ser variados. Hay casos de vecinos que organizan fiestas ruidosas o que tocan instrumentos con el volumen muy fuerte a cualquier hora de la noche. En los edificios, puede haber problemas porque algunos departamentos no sacan la basura en el horario pautado o ensucian las áreas comunes, ni hablar de los casos en los que los vecinos no pagan sus mensualidades para el mantenimiento del recinto y el resto de los apartamentos tiene que cubrir ese costo.

El Nuevo Vecino

Cuando este hombre vio que el en terreno de al lado de su casa estaban por empezar a construir, no se imaginó que su vida estaba, literalmente, estaba a punto de dar un cambio divertido. Repentinamente, su nuevo vecino le bloqueó el ingreso a su terreno sin avisarle. Por supuesto que no sólo se generó un conflicto entre ambos dueños, sino que el nuevo propietario tampoco dejó una buena impresión en la comunidad.

Un Barrio Muy Tranquilo

Muchos de nosotros vivimos desde hace varias décadas en el mismo hogar y nos hemos convertido en miembros importantes del vecindario. Oliver Lynch era una de las estas personas. Él vivía en Osceola, en el Estado de Florida, Estados Unidos, y era conocido por todos en el barrio. A los 79 años, había vivido en la misma casa durante 1/4 de siglo.

Un Barrio Muy Tranquilo

Allí pensaba pasar el resto de su vida y se había hecho amigo de muchos miembros de la comunidad. Sin embargo, en el año 2015, alguien estaba a punto de mudarse y sacudir la paz de la zona. El hombre estaba acostumbrado a vivir una vida muy tranquila. Pero muy pronto, se iba a desenvolver una lucha que destruiría esa armonía que tanto disfrutaba.

Una Construcción Con Sorpresa

Esta historia comenzó, cuando un nuevo vecino inició la construcción de su hogar al lado de la casa de Oliver. Allí, había un terreno vacío, pero eso estaba por cambiar. Aunque el hombre se había acostumbrado al espacio abierto al lado de su casa, admitió que no tenía problemas con que alguien edificara allí.

Una Construcción Con Sorpresa

Los trabajos de construcción no tardaron mucho en comenzar. Había máquinas que iban y venían. Pronto, la casa comenzó a tomar forma ¿Cómo sería el nuevo vecino? ¿Tendría hábitos irritantes o se adaptaría pronto al vecindario? Sólo el tiempo lo diría. Desafortunadamente, Oliver estaba a punto de enterarse de que su nuevo vecino iba a causarle muchos dolores de cabeza.

Una Línea Divisoria

Un día como cualquier otro, Oliver salió de su casa a hacer un par de diligencias y se ausentó varias horas. Al volver a su inmueble, se encontró con algo inusual en la entrada. Resulta que el nuevo vecino había mandado a construir una fila de bloques de concreto que atravesaba el camino de entrada a la casa de Oliver y que se dirigía hacia la cerca que dividía sus patios.

Una Línea Divisoria

La persona mayor trató de apartarlos, pero eran demasiado pesados. Al ser de cemento, estaban allí para quedarse. Sin embargo, el anciano estaba decidido a eliminarlos y a desbloquear su entrada. Para eso, debía entender primero por qué los habían colocado.

No Se Iba A Salir Con La Suya

Oliver no podía creer que su vecino había esperado hasta que él no estuviera en su casa para colocar los bloques de concreto. Si bien él había decidido pasar sus años de tercera edad tranquilo, no iba a descansar hasta que la situación se aclarara. Entonces, el hombre revisó sus viejos papeles y logró encontrar la escritura de su casa.

No Se Iba A Salir Con La Suya

Esta le servía para demostrar que dos caminos de 3.5 metros podían construirse uno al lado del otro sin invadir al otro. Por supuesto, no decía nada sobre que el vecino lindero tuviera derecho a invadir su propiedad. Oliver no tenía idea de por qué su nuevo vecino pensaba que podría salirse con la suya.

El Espacio Extra

Nadie podía entender por qué el nuevo vecino había bloqueado la entrada de Oliver. La gente de la comunidad se preguntaba también para qué necesitaba el hombre “unos pocos metros extra” ¿Ese pequeño espacio realmente haría una gran diferencia en los planos de su casa?

El Espacio Extra

Parecía que el espacio invadido era justo lo que el vecino necesitaba para completar el diseño de su nuevo hogar. Sin embargo, no había forma de que Oliver cayera sin antes pelear.

Sin Ayuda Del Condado

Como mencionamos anteriormente, la escritura de la casa de Oliver demostraba que el camino de entrada era suyo. Él creyó que esto sería suficiente para poner a la ley de su lado. Después de todo, el condado de Osceola había reconocido que los registros de Oliver estaban actualizados y que tenía toda la información que necesitaba.

Sin Ayuda Del Condado

Sin embargo, el gobierno local afirmó que no podían hacer nada al respecto porque se trataba de un asunto privado. Como los bloques ya estaban colocados, dependía únicamente de Oliver que los eliminen.

Muy Pocas Opciones

El condado le dijo algo que no fue de agrado para el propietario. Esto le dejaba a Oliver muy pocas opciones. Había dos cosas que podía hacer. Pagar para que alguien los elimine o demandar a su nuevo vecino y, posiblemente, llevarlo a la corte. Sea cual fuera la decisión que elija, Oliver iba a tener que pagar los gastos.

Muy Pocas Opciones

Pero luego, se le ocurrió una tercera opción. Se trataba de sentarse a hablar con su nuevo vecino y solucionar todo como dos personas adultas y civilizadas.

Cara A Cara

El nuevo vecino aceptó hablar con Oliver. El anciano creía que el hombre comprendería la situación y daría el brazo a torcer. Pero esto no ocurrió. Los hombres conversaron, pero no llegaron a ningún acuerdo. Parecía que iban a vivir en un estado de guerra permanente.

Cara A Cara

Fue durante esta discusión que Oliver se enteró de que su vecino era, según sus palabras, un “ministro o algo así”. Sin embargo, esto a él no le importaba. Sabía que tenía derecho en ese terreno, por lo que tendría que pedir ayuda legal.

Una Gran Idea

Oliver se estaba quedando sin opciones. Después de todo, había tratado de hablar con las autoridades e incluso, había hablado con su vecino. Pero nada había servido. Necesitaba encontrar la forma de que el hombre elimine lo que había construido.

Una Gran Idea

Entonces, tuvo una idea: contactó a los medios de comunicación. Con esa estrategia, pretendía poner al tanto a toda la ciudad de lo que había hecho su nuevo vecino y lograr que cambie de opinión. Afortunadamente, la opinión pública se puso del lado de Oliver.

Cobertura Mediática

La cobertura mediática del caso también movilizó al resto de los vecinos. De hecho, muchos querían que el nuevo dueño se fuera del barrio. Nadie estaba contento con su accionar. La bienvenida que recibió el hombre en su casa en el Estado de Florida, probablemente, no era la que se imaginaba.

Cobertura Mediática

Con la primera transmisión del caso, el vecino nuevo no cambió de opinión. Entonces, Oliver necesitaba que vuelva a salir en los medios y que, esta vez, llegue a los canales internacionales.

El Debate Por Los Terrenos

Después de tanto movimiento, el nuevo vecino quiso volver a hablar con Oliver. Parecía que la gran cobertura mediática, había dado sus frutos. Cuando se sentaron a hablar, el vecino le mostró sus papeles. En ellos decía que el terreno de acceso a la casa de Oliver, en realidad, le pertenecía al terreno lindero.

El Debate Por Los Terrenos

Sin embargo, el anciano tenía sus propios registros que decían lo contrario. Por suerte, el “ministro” le dio la razón y tuvo que quitar los bloques. Finalmente, iban a hacer las paces.

Problema Solucionado

El vecino confesó que no había tenido la intención de causar problema alguno cuando colocó los bloques. De hecho, admitió que todo lo ocurrido fue un gran malentendido, ya que le habían dado mal la información.

Problema Solucionado

El hombre creía que el terreno no era de Oliver y pensó que lo había adquirido cuando compró toda la propiedad. Afortunadamente, el problema ya se había solucionado, gracias a la determinante  lucha y resistencia que había puesto el veterano.

Se Hicieron Amigos

Muchas personas siguieron la historia a medida que se desarrollaba. La mayoría esperaba que Oliver ganara la discusión. Fueron muchos los que se sintieron aliviados cuando el viento sopló a favor de él. Inclusive, ambos hombres se habían convertido en amigos, después de todo lo ocurrido.

Se Hicieron Amigos

Por suerte, la pelea no marcó el resto de la relación. Iban a ser vecinos pronto y se verían la cara a diario. Era mejor que se llevaban bien y que colaboraban el uno con el otro.

Una Situación Kafkiana

La situación de Oliver podía describirse como una situación Kafkiana, en alusión al escritor checo, Franz Kafka. El autor, usualmente escribía sobre lo inútiles que eran las luchas del hombre contra las inmensas máquinas burocráticas.

Una Situación Kafkiana

Eso debe haber sido lo que Oliver sintió, ya que se vio obligado a defender la entrada a la que fue su casa los últimos 25 años. A pesar de que le dijeron que tenía razón, las autoridades no lo iban a poder ayudarlo.

Mantenerse Firme

¿Qué hubieran hecho en la situación de Oliver? ¿Se hubieran resignado a perder parte de la entrada a sus hogares o hubieran hecho todo lo posible por recuperarla? Sin ayuda del Gobierno y de la falta de voluntad del vecino de hablar y llegar a un acuerdo, Oliver necesitó muchas agallas para perseverar.

Mantenerse Firme

Por suerte, la lucha valió la pena, porque su vecino cedió. De lo contrario, hubiese tenido que convivir para siempre con esos bloques de cemento.

Problemas Inevitables

En esta sociedad, es casi inevitable no tener problemas con los vecinos. Ya sea porque hablan en voz alta por teléfono a altas horas de la noche, porque sus perros ladran temprano en la mañana o porque le roban el lugar de estacionamiento al otro.

Problemas Inevitables

Casi todos tenemos algún tipo de conflicto con las personas que viven cerca nuestro. Lo más importante es cómo abordamos la situación para llegar a una solución de forma civilizada. Si decidimos elegir el enojo y la discusión, será más difícil acordar una salida que beneficie a todos.

Los Problemas Más Frecuentes

Algunos de los problemas más usuales con los vecinos tienen que ver con la basura. Hay situaciones muy extremas como las de aquellos que le dejan heces en una bolsa en la puerta de los que viven al lado. Otras son menos complicadas, como los que dejan la basura en horarios no laborales y como consecuencia los contenedores se llenan de ratas o bichos.

Los Problemas Más Frecuentes

Ambas situaciones requieren de diferentes soluciones. Mientras que en el primer caso hay que llamar a las autoridades, el segundo puede solucionarse con una simple charla.

Ruidos Molestos

La quejas por ruidos molestos, también es una moneda corriente en cuanto a conflictos entre vecinos. En algunos casos, el que se queja tiene razón. Quienes viven al lado escuchan música o ponen la televisión muy fuerte, hacen fiestas o hacen arreglos en horarios prohibidos.

Ruidos Molestos

Sin embargo, hay casos en los que ciertos vecinos tiene el oído muy sensible y se quejan porque los de al lado mueven la silla para poder sentarse o el sillón para limpiar. Otros se molestan porque los de arriba tienen niños o hablan demasiado.

Los Peores Problemas

Algunas personas no podemos tolerar el cigarrillo. Inclusive, hay gente que fuma pero que no quiere que el olor quede en su casa deciden salir a fumar en el pasillo del edificio y como consecuencia llena de olor el departamento a su vecino.

Los Peores Problemas

También es un problema cuando aquellos que viven al lado nuestro tienen algún tipo de adicción y se comportan de formas extrañas y hasta agresiva. Cuando esto ocurre, es hora de llamar a la policía y pedir ayuda.

Historias Divertidas

Entre las anécdotas con vecinos, hay algunas muy divertidas. Por ejemplo, existen casos en que los vecinos tenían un gallo. Es decir que todas las mañanas, apenas amanecía, se despertaban con su cacareo. Otra historia genial es la de una joven a la que le gustaba cantar en su casa y un día se olvidó la letra de la canción que estaba entonando.

Historias Divertidas

Entonces decidió cantar todas las canciones que conocía hasta que la letra le volviera a la cabeza. Afortunadamente no paso mucho tiempo para que esto pasara. Esperamos que la haya escrito para que no se vuelva a olvidar

Discusiones De Pareja

Una mujer escuchaba a diario como una pareja joven discutía en su departamento. Para no oírlos más, una tarde se puso a tocar el piano. Le salió una melodía triste, influenciada por los gritos de sus vecinos. De repente, la pareja comenzó a discutir en voz cada vez más baja hasta que se callaron.

Discusiones De Pareja

Luego, la pianista escuchó que charlaban sobre lo buena que había sido la interpretación y él, finalmente, le dijo a la mujer que la quería mucho. Al menos en este caso, esos vecino no tiene de que quejarse con la artista musical.