Cuatro Chicos Deciden Confían En Sus Instintos Cuando Ven A Joven Con “Amigo de Su Padre”

ADVERTISEMENT

Por lo general cuando notamos que alguien está en peligro, existen tres opciones: Pretender que no vimos nada y seguir adelante con nuestro camino, ir en busca de ayuda o enfrentar el problema por nuestros propios medios. En el mundo existen muchas personas las cuales necesitan que otras les den una mano y los ayuden cuando ellos mismos no pueden ayudarse a sí mismos. Estos jóvenes canadiense decidieron seguir sus instintos y no obviar que algo extraño ocurría con una joven chica.

Una Ordinaria Noche

En Abril una fría noche de 2015 cuatro jóvenes: Carsyn Wright, Arnaud Nimenya, Starlyn Rivas-Perez y James Hielema decidieron salir y pasar un buen rato entre amigos.

Según ellos, el mejor lugar para patinar era en el estacionamiento subterráneo del centro comercial Chinook Centre en la ciudad de Alberta en Canada. Los chicos estaban pasando un buen rato, divirtiéndose y patinando como profesionales hasta que notaron algo muy extraño que les llamó la atención. Un hombre bien vestido estaba caminando, llevando entre sus hombro a una chica mucho más joven que el.

Una Situación Complicada

La chica tenía apenas unos 15 años de edad y gritaba con todas sus fuerzas mientras el hombre se la llevaba cargada. Claramente la chica se encontraba estaba ebria y angustiada, por lo tanto, los chicos pensaron en un primer momento que se trataba de un padre que había pillado a su hija bebiendo.

Ellos no tenían un plan claro, sin embargo, sus instintos les decían que algo andaba mal en toda esta extraña situacioón. Debido a esto, decidieron interrogar al hombre y descubrir verdaderamente que estaba pasando.

Una Explicación

El hombre les comentó que él era amigo del padre de la chica y que estaba cuidando de ella porque ésta, había tomado de más.

Además de eso, el señor agregó que había trató de comunicarse con el padre de la joven, pero no había conseguido localizarlo, por lo tanto, decidió que lo mejor era llevar a la joven a su casa. Esta explicación resultaba muy creíble a los ojos de los chicos y decidieron creer en las palabras del hombre.

No Mas Protestas

Otro de los motivos por el cual los jóvenes creyeron en la historia del misterioso hombre es porque pudieron observar que la muchacha comenzaba a tranquilizarse y eso a los ojos de ellos, era señal de confianza y de que el hombre no mentía.

Los chicos decidieron dejar de interrogar al hombre y volver a sus asuntos. Lo que verdaderamente no sabían, era que todo era una gran mentira y la joven corría gran peligro.

Se Hace Tarde

Después de su pequeña charla con el señor, los jóvenes siguieron patinando, sin embargo, al cabo de un rato, entendieron que era hora de irse a casa. Durante el trayecto a sus respectivos hogares, los chicos empezaron a hablar de la misteriosa conversación que habían tenido con el extraño hombre.

El instinto les decía que algo andaba mal y que tenían que actuar, debido a eso, decidieron regresar al estacionamiento y asegurarse que la joven se encontraba en perfectas condiciones.

De Vuelta en el Estacionamiento

Al regresar al estacionamiento del centro comercial, los chicos notaron que el hombre y la jovencita no se encontraban. Muchas persona la ver que éstos no se encontraban, se hubieran ido a casa, sin embargo, el instinto de los jóvenes les decía lo contrario.

Los chicos empezaron a pensar que podían hacer e hicieron memoria de la conversación que tuvieron con el hombre, de esta forma esperaba encontrar una pista y dar con una posible localización de la joven muchacha.

Un Descabellado Descubrimiento

Los jóvenes empezaron a buscar por todo el estacionamiento, en los ascensores, cuartos de basura y finalmente en las escaleras. Al abrir la puerta de éstas, se encontraron una desagradable y descabellada verdad.

Las verdaderas intenciones del hombre eran otras, el deseaba tener un comportamiento inapropiado con la menor. Los chicos simplemente no podía creer lo que estaba viendo y sabía ahora más que nunca, que esa pobre chica necesitaba de la ayuda de ellos urgentemente.

Evaluando la Situación

Cuando el hombre vio que los cuatro chicos habían descubiertos sus verdaderas intenciones con la muchacha, entendió que necesitaba huir de la escena lo antes posible.

Antes de salir corriendo les regaló una escalofriante y desafiante mirada, mientras les arrojaba a Arnaud Nimenya con una brutal fuerza. Los chicos todavía sorprendidos por lo que acaban de presenciar, sabían ahora más que nunca, que trataban con un criminal, el cual tenía que ser detenido y ellos eran los únicos que ahora podrían lograr apresarlo.

Comienza la Persecución

El misterioso hombre logró salir por la puerta y comenzó a huir, sin embargo al poco tiempo, se fijó que tres de los cuatro hombres los perseguían a gran velocidad.

El cuarto chico, Wright, decidió quedarse junto a la muchacha y esperar a que las autoridades llegaran. Estos cuatro muchachos o ¿Deberíamos de llamarlos ángeles de la guarda?, no iban a dejar que el criminal se escapara tan fácil y estaban decididos a hacer justicia.

Ataque, Defensa y Ataque

Al poco tiempo el criminal comprendió que no podía seguir corriendo y que los chicos lo iban a alcanzar en cualquier instante, debido a eso, decidió pararse y enfrentar a los chicos.

Él logró arrebatarle a uno de los chicos su patineta e intentó golpear a los jóvenes con ésta. Para suerte de los muchachos el criminal no tuvo éxito y a partir de aquí, la persecución dejó de ser persecución y se transformó en una pelea física.

Héroes del Día

Momentos después y como en toda película de acción, los policías llegó. El muchachos habían logrado neutralizar al criminal sin darle opción de escape alguna. Cuando los oficiales llegaron, esposaron, detuvieron y metieron en la patrulla al asaltante.

Posteriormente les agradecieron a los chicos su heroico acto y llevaron a la muchacha con su respectiva familia. Estos cuatro jóvenes canadiense se habían convertido en verdaderos héroes y su increíble acto de valentía no se quedaría en simples palabras de agradecimiento.

El Gran Miedo de Los Chicos

Al llegar a casa, los jóvenes comenzar a recibir miles de llamadas por parte de la policía, las cuales no contestaban. Ellos tenían mucho miedo que estos los estuviese llamando para castigarlos por haber entrado en contacto físico con el criminal.

Finalmente decidieron contestar las llamadas y recibieron una gran e inigualable sorpresa. Como muestra de agradecimiento, los chicos fueron invitados a la Gala de los Premios del Jefe de Policía de Calgary y se les otorgó a cada uno un reconocimiento por su valentía.

Grandes Héroes

Ese día los cuatro chicos no serían los únicos que recibieron un premio. Jasmine Simpson y Juan Dolph, se encontraban en un estacionamiento en el noreste de Calgary cuando fueron testigos de una discusión entre un hombre y una mujer. El hombre en un par de segundos perdió el control y golpeó físicamente a la mujer.

La pareja decidió actuar y llamaron a la policía para que de este modo se resolviera el asunto. Debido a su gran acto se les concedió en premio “Premio del Jefe”.

En el Lugar y Momento Justo

Otra ganadora de los “Premio del Jefe” 2016 fue, Paris Hazelwanter. Ella fue testigo de un tiroteo y no dudó por un segundo asistir a uno de los heridos, una mujer que se encontraba manejando.

A pesar del gran peligro por el cual pasaba, la chica corrió hacia el coche y pidió ayuda de otras personas, de esta forma lograron sacar a la mujer del automóvil y colocarla sobre el césped. Posteriormente se comunicó con los servicios de emergencia y espero junto a la mujer hasta que estos llegaran.

Varios Héroes

La Gala de Premios del Jefe de Policía, es un evento muy especial, el cual conmemora actos de valentía y coraje dentro de la ciudad canadiense de Calgary.

Su objetivo es honrar a aquellos que han salvado vidas o han ayudado a los demás sin pedir nada a cambio. Ese día, hubo otro muchos ganadores más, entre los que se encuentran, John Eddy y Erin O’Connor. Nelson Mandela solía decir : “El hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo”.

ADVERTISEMENT